¿Cuáles son los beneficios de viajar por el mundo?

¿Alguna vez te haz preguntado por qué hoy en día las personas hablan tanto de sus deseos de viajar? ¿Por qué anhelan tanto estar en otra región o en otro país, conocer otras culturas, buscar nuevas experiencias y demás? ¿Por qué trabajan durante todo un año entero y ahorran dinero para gastarlo en solamente un par de semanas?

En este artículo podrás conocer cuáles son los principales beneficios de emprender viajes al rededor del mundo. Estos beneficios estarán clasificados a su vez por su tipo de beneficio.


beneficios y ventajas de viajar y hacer turismo por el mundo


Información básica

Aunque en ocasiones el dinero suele ser un obstáculo y un factor determinante a la hora de viajar, es innegable decir que viajar trae toda clase de beneficios en calidad y cantidad. Es por esto, mismo las personas anhelan tanto, y lo demuestran a través de sus palabras, el viajar por el mundo, conocer otros lugares, probar comídas típicas, asistir a un evento, etc.

Muchos hablan de los viajes como una forma de invertir el dinero, ya que la gran mayoría de las personas dice que pese al precio, las experiencias turísticas son inolvidables, cambian la vida de las personas y realmente valen la pena. Es decir, tales viajes realizados son recuerdos que los acompañarán por el resto de sus vidas.

Veamos entonces qué cambios son posibles identificar en aquellos viajeros.

Salud física y mental.

Desde los orígenes del turismo moderno hacia mediados de la década del 50′, los trabajadores aprovechaban sus periodos de vacaciones para realizar viajes con el grupo familiar. Tales viajes tenían como propósito descansar y recargar fuerzas para volver a la labor y a la vida rutinaria en donde los adultos van a trabajar y los jóvenes van a estudiar. Esto traía un beneficio más que necesario, que era el de reducción de los niveles de estrés para restaurarse física y psicológicamente. Por lo que destinos de sol y playa, en donde abunda la paz y la tranquilidad, eran los preferidos en ese entonces, y por lo visto, esto aún no ha cambiado demasiado.

En ocasiones, al exponer el cuerpo a otro tipo de clima, a otro tipo de condiciones de salubridad y a otro tipo de actividades físicas, obligamos a nuestro organismo a reaccionar ante las diferentes situaciones, y de esta forma fortalecer nuestra salud. El clásico ejemplo es el de viajar al hemisferio contrario (del Norte al Sur o del Sur al norte), en donde viajando desde el pleno Verano hacia una zona transitando por el Invierno, nos adelantamos a generar defensas y anticuerpos suficientes para el Invierno entrante en nuestros países, por lo que, está demás decir que recibiremos ese Invierno de forma más leve y reducimos nuestras chances de pescar un resfrío o cualquier otra condición desfavorable.

También existen beneficios de salud derivados de la gastronomía local, en donde uno descubre nuevos alimentos, condimentos o ingredientes y los incluye a su dieta. Por ejemplo, no todos los países incluyen los frutos secos a sus dietas (los cuales son ricos en minerales, vitaminas y proteínas de origen vegetal), o bien, muchos países abusan de la harina de trigo y la sal (causantes de condiciones como la diabetes y la hipertensión) en lugar de buscar otras opciones más saludables. Cada país o región posee su propia lista de ingredientes y forma de alimentarse, por lo que explorar, descubrir y conocer la gastronomía de cada lugar a donde uno viaja, trae consigo beneficios favorables para la salud de las personas.

Los hay a su vez, en cuanto a costumbres y hábitos saludables. Muchos desconocen o ignoran el estilo de vida de los lugareños, quieres seguramente manejen otros tiempos, horarios y rituales. Un ejemplo muy común, es el momento del día en donde se levantan y desayunan. Es bien sabido, que en las casas típicas norteamericanas y europeas, suelen despertarse un rato después de que salga el sol y comen desayunos fuertes en proteínas (carne y huevos), y de esta forma, obtienen fuerzas para empezar el día. Es bien sabido también, que a los latinoamericanos no nos generan muchas ansias cuando hablamos de tener una mañana muy activa y por lo general, intentamos alargar las últimas horas del día hasta sobrepasar la medianoche. Sin embargo, muchos jóvenes quienes han realizado intercambios hacia algunos de los países del Hemisferio Norte, dicen haber podido asimilar ciertas costumbres, y estas les dieron una ventaja por sobre otros al regresar a sus países.

Nuevas habilidades.

Viajar no es tan fácil como parece, uno debe planear lo más detalladamente posible antes de tomar un avión o elegir dónde alojarse, y no siempre las cosas salen como uno se lo espera. El mundo oculta una inmensidad de situaciones desconocidas e incómodas. Cometer un error como el de tomar el autobús equivocado o bajarse en la estación equivocada conlleva a uno mismo superarse y resolver el problema de la forma que sea. Así, uno adquiere una de las habilidades más comunes al viajar: la resolución de problemas.

Otra de las habilidades, relacionada con las situaciones explicadas en el punto anterior, se trata de aquella que nos hace reaccionar frente a un problema. La experiencia de estar en un lugar desconocido e intentar resolver un problema por cualquier medio, nos acostumbre a ser más audaces para resolver futuros problemas. Por lo que, aquí hablamos de superar nuestros miedos e inseguridades, por ende, aumentar nuestra seguridad y autoestima es nuestra segunda habilidad adquirida al viajar.

A su vez, la tendencia a resolver de problemas y el aumento de la autoestima en nosotros mismos, nos impulsa a desarrollar otro tipo de habilidades. Tomando el ejemplo anterior, tomarse el autobús equivocado o bajarse en la estación equivocada, nos obliga a pedir ayuda. ¿Y cómo lo hacemos? Hablando con los locales… Muchos quizás no nos respondan con tanta amabilidad y otros quizás tampoco tengan la respuesta. Pero desarrollar habilidades de relaciones interpersonales implica dejar de lado nuestra timidez y animarse a conversar con desconocidos pese a lo que puedan llegar a pensar de nosotros.

Otra habilidad no menor es aquella que uno desarrolla cuando intenta ver más allá de sus límites cotidianos, es decir, el simple hecho de intentar resolver un problema hace que nuestros cerebros busquen una solución por otros medios que poco conocemos y mucho menos puesto en práctica. Pero nuestras mentes son sorprendentes y aunque estemos en un momento difícil y de desesperación, buscan siempre la manera de descifrar cualquier dilema. Este ejercicio lleva nuestra capacidad hacia otros límites, por lo que de esta forma podemos abrir nuestras mentes y favorecer nuestra flexibilidad.

Todas estas situaciones junto a las habilidades adquiridas pueden resumirse en una simple habilidad: la planificación. Tal habilidad implica, además de hacer uso de las habilidades anteriores, prever posibles problemas que podrían surgir y resolverlas antes de toparse con ellas. Esta habilidad es auto superadora, te convertirás en un ser más maduro e efectivo, digno de admiración por otras personas. De ahora en más podrás planear otros viajes, ser más efectivo al resolver problemas, e incluso evitarás muchas de ellas. Es por eso mismo que esta última habilidad, justifica absolutamente la idea de que viajar es una inversión que trae beneficios de por vida !

Educación & Trabajo.

Gracias a los viajes uno aprende más habilidades, y tales habilidades vienen acompañadas de conocimiento. Visitar un lugar, no solo implica saber más acerca de cómo luce el destino en sí, sino que trae consigo otro tipo de conocimiento en donde incluye el idioma, la cultura, la gastronomía, la historia y la situación local.

Tales conocimientos de los destinos turísticos, suelen ser un requisito para conseguir trabajo en una agencia de viajes, un hotel o un restaurante. Por lo que muchos estudiantes, principalmente de las carreras de turismo, apuestan a los viajes para contar con este tipo de experiencias.

Además, como se comentó, los viajes cuentan como una oportunidad para aprender o practicar un idioma extranjero, el cual es cada vez más un requisito excluyente a la hora de conseguir trabajo. Por otro lado, buscar y participar en experiencias laborales de cualquier tipo en otro país son altamente reconocidas por las empresas. Por lo que no deberías olvidar incluir estas en tu Currículum Vitae.

Gran cantidad de estudiantes afirmaron que realizar viajes les ha traído beneficios tanto para insertarse en el ámbito laboral como para culminar satisfactoriamente sus estudios académicos superiores.

Establece vínculos.

En ocasiones, los viajes también vienen cargados de beneficios que se dan en conjunto con otras personas, en donde uno crea lazos o los fortalece cada vez más los siguientes tipos de relaciones posibles:

  • Relaciones entre familiares (directos e indirectos)
  • Relaciones entre amigos
  • Relaciones en pareja
  • Contactos con universidades
  • Contactos con profesionales
  • Contactos con empresas
  • Contactos con inversores

Cada quien actúa de acuerdo a sus intenciones, si bien no todos realizamos viajes específicamente para lograr este tipo de relaciones, como por ejemplo: los viajeros «solo» (o solo travelers), es frecuente ver que las relaciones afectivas son casi inherentes a las experiencias turísticas.

Por otro lado, los contactos en el exterior son una buena forma de hacer frente al mundo globalizado y pensar en nuevos proyectos internacionales, expandir horizontes y pensar en oportunidades de trabajo y/o empleo, o bien, estudiar en alguna universidad del exterior. Complementando de esta forma, también, a los beneficios descritos en el punto anterior (beneficios académicos y laborales).

Deja un comentario